Certamen Aveiro 2022

Facebook Instagram Instagram

EL CERTAMEN DE UN ERIZO

Jesús Martín (Espinete)

Cierras un tema, deprisa y corriendo, vas a casa, pillas la maleta, el acordeón, no llegas…No llegas…Empieza a llover en Ronda con Balmes y aparece un taxi, la salvación!!! Arribas a la T1 (siendo más nueva que la otra por qué no se llama T2?) y te das cuenta que vas tarde, Milú ya ha pasado el control y te tratan como a un presunto terrorista aunque ya no vas solo: Feo, Fuelles y Sevillano guardan la interminable cola contigo.
Después de que el “segurata” haga el ridículo buscándome trazas de explosivos o drogas (enseñándole la fe de bautismo se lo podría haber ahorrado) trasponemos la infamia y en la zona de fumadores se nos une Milú.
Un palique y un trifásico y a encontrarnos con Chirla y Numayos (No hacemos pasacalles) y p’al avión.
Trayecto anodino y llegamos a Vigo donde Barbas y Checho están al mando de la logística. Publicidad de putiferio, Dios mediante, llegamos a Pontevedra donde Randi nos recibe con ostras, almejas, bogavantes, caldos varios y un retablo de una antigua capilla.
Nos trasladamos al interior de la Ría de Vigo en plena oscuridad y comienzan las canciones y el erizo que os habla se va a sobar, qué ya no puede más…
Te despiertas en un marco incomparable y a buscar la “flagoneta” y cap a Matosinhos…(y eso qué será?)
Pues una zona cercana a Oporto (los lusos se comen la “O”, ahí se come de todo…) donde nos metemos entre pecho y espalda medio kilo de percebes calientes (cosas de Barbas), medio de percebes fríos (erizadas…), almejas, sopa de pescado y unos peces a la brasa que nos alegran la vida (el rodaballo espectacular)
Unos cafeses y unos chupitos después, visita guiada por Oporto y dirección a Aveiro (con parada en un área de servicio que no me han sabido explicar…)
Llegada al hotel mientras Alcaparras y Piraguas nos hacen la descubierta y al golfinho a reventarlo todo. Numayos se impone y hay pasacalles…
Cena en restaurante en donde hay que mendigar que te den de cenar (pagando) hasta que llega Tusa canino y cena
Más copas y más juerga en el Golfinho hasta las quinientas.
Sábado por la mañana y las voces ya están mermadas (o desaparecidas) pero una cumpleañera entrada en años nos mete las primeras gotas de alcohol de la jornada.
A comer!!! Bocatas de cerdo asado, más copas, unas canciones, más copas, unos cafeses, más copas y al barco por los canales de la Venecia portuguesa ( pregunta de Saber y Ganar)
Al hotel a descansar
Algún ensayo y sin cerveza (mierda de hotel…) y llegamos al centro cultural del certamen. Nos dan agua 🤮, y no nos dejan beber porque actuamos en breve (para los portugueses, breve es una hora) y solo se estiran con un mejunje al que llaman moscatel y yo ni cato. En estas que Milú ya está medio muerto.
Al fin nos acoplan en el escenario y el técnico de sonido no deja de dar por el culo con la colocación de los micros que, a la postre, no servirían para una mierda. Actuación digna pero sin brillantez por culpa del sonido y a cenar. El restaurante perdonavidas pasa de nosotros y nos vamos al lado pagando el doble que la noche anterior y tres veces más satisfechos.
Más canciones, más copas y al bareto de la comida donde caen más canciones y más copas. Policía local dando por el culo y al Golfinho, más canciones, más copas y a dormir. Milú sigue en estado semicatatónico.
Domingo por la mañana, desayuno, maletas (la de Piraguas incluida, que se quedaba con su hermana en Aveiro) y para Oporto (O Porto)
Comida anodina, vuelo, siesta, móvil extraviado de Milú y a casita.
Y eso es to’, eso es to’, eso eso es todo, amigos

Contacto: Juan Carlos Madriñán - cuarentunabcn@gmail.com